Cómo me quedé sin teléfono (II)

Continuemos mi pequeña aventura en busca del teléfono prometido. Yo había solicitado un terminal al distribuidor y este me llamó diciendo que, por un cambio de tarifas, me salía gratis.

El distribuidor

Acudo al distribuidor. La comercial me explica que el terminal es gratis porque es un modelo anterior, no el que yo solicité en el correo electrónico que se le envió.

Uy uy uy

La comercial me asegura que en cuanto llegue el teléfono, me lo cambian por el que he solicitado en un principio. De hecho, me da la posibilidad de conseguir el teléfono más alto de la gama.

Pese a mi escepticismo, la comercial me asegura que hará todo lo posible para obtener mi terminal. Vamos, que me lo consigue segurísimo. Me remarca que el terminal tendrá un precio de 69€.

En estos momentos mis ilusiones, reforzadas por la seguridad de la comercial, no me dejaron pensar con claridad.

Debería haber pensado «Si ella no puede vender este terminal, por algo será».

Publicado por

GoLo

Bored of Universisty, I began to learn by my self trying to improve my skills. Then I met programming, Java and Linux. When I have some time, I work on my personal projects.

Un comentario sobre “Cómo me quedé sin teléfono (II)”

  1. Comerciales maaaaalos, a lo unico que les obligan en las empresas es a ser legal o neutral malvado y todos adoran a Mask o a Madoff.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.