Cómo me quedé sin teléfono (VII)

Este verano estuve un par de semanas sin teléfono, por culpa de una portabilidad. Partes I, II, III, IV, V, y VI

Estoy sin contrato ni compromiso de permanencia, huyo de mi distribuidor.

Compromiso de Permanencia

El plan es, vuelvo a mi operador anterior, con el terminal que ya tengo, y como si nada hubiera pasado. Eso sí, vuelvo sin compromiso de permanencia, que ya me canso de que me tengan agarrao.

Todo es tan bonito… hasta que la comercial se equivoca al hacer los papeles, y me pone permanencia de 18 meses.

– Oye perdona, habíamos quedado que si no me llevo terminal, no tenía compromiso de permanencia…

– ¡Ay!, Sí, perdona, vaya, ahora no me deja cambiarlo el sistema, lo cambiamos en el contrato, vuelve la semana que viene y lo cambiamos por teléfono en el sistema.

La semana siguiente estoy de vacaciones. Me paso cuando puedo, pero la chica está de vacaciones. «Vuelve la semana que viene». Tengo mudanzas por medio, estoy un poco liado, me paso un par de meses después. «Es que la chica ya no trabaja aquí, te digo donde trabaja y te pasas.»

Y hasta ahí aguanto. Yo hice el contrato con el distribuidor, no con una comercial. «Veremos a ver si podemos hacer algo desde aquí.»

Pues más les vale, porque en mi copia del contrato dice que no tengo compromiso de permanencia.

Publicado por

GoLo

Bored of Universisty, I began to learn by my self trying to improve my skills. Then I met programming, Java and Linux. When I have some time, I work on my personal projects.

Un comentario sobre “Cómo me quedé sin teléfono (VII)”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.