Cómo me quedé sin teléfono (VIII)

Este verano estuve un par de semanas sin teléfono, por culpa de una portabilidad. Partes I, II, III, IV, V, VI, y VII

Mi Terminal

Por un fallo del distribuidor en mi última portabilidad, tengo un compromiso de permanencia. Esta experiencia me ha servido para darme cuenta del chollo que suponen los distribuidores para la operadora.

Si el distribuidor comete un fallo, la operadora alega que yo no he firmado el contrato con ellos, y el distribuidor alega que el operador no le ayuda con el problema. En definitiva, entre unos y otros el cliente se come los mocos.

Justo después de que este distribuidor intente darme largas, paso por el distribuidor de un amigo, donde sí tienen el terminal que yo quería con mi primera portabilidad.

Con el calentón no me lo pienso Así que inicio la portabilidad, y sin problemas, en una semana… ¡¡¡Lo tengo!!! ¡¡¡eoeooeoeoeeo!!!

Y todavía no me lo acabo de creer :).

Eso sí, me costará entrar en la lista de morosos por no pagar un compromiso de permanencia que no tengo que pagar. Y reclamaciones, juicios y lo que haga falta para volver a salir… pero… ¡¡¡Lo tengo!!!

Publicado por

GoLo

Bored of Universisty, I began to learn by my self trying to improve my skills. Then I met programming, Java and Linux. When I have some time, I work on my personal projects.

7 comentarios sobre “Cómo me quedé sin teléfono (VIII)”

  1. Espero que no, aunque con esto de la permanencia material hay.

    Lo qur sí que me están dando ganas es de montar una spin off con mi casero.

  2. @Jam es.. ¡¡¡El teléfono!!!, ese por el que la gente vende su alma al demonio :D.

    @noexisto oeoeoeoeoe. Venga, que tampoco es tan difícil :P. A ver si saco tiempo y hago un plugin que las genere automágicamente XD.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.