Cómo me quedé sin teléfono (IX y fin)

El verano pasado estuve un par de semanas sin teléfono, por culpa de una portabilidad. Partes I, II, III, IV, V, VI, VII, y VIII

Moroso Reclamador

Por un fallo del distribuidor en mi última portabilidad, tenía un compromiso de permanencia. En estos casos cárgate de paciencia…

Tras realizar la portabilidad de Orange a Movistar, Orange me pasó un recibo en concepto de baja anticipada con compromiso de permanencia.

Mi primera reacción fue devolver el recibo y bloquear a Orange en mi cuenta. A partir de entonces no paré de recibir llamadas y cartas de una agencia de cobros amenazándome para que pagara un compromiso que no tenía que pagar. Por más que lo intenté, ofreciéndoles toda la documentación posible y enviado múltiples burofaxes, no hubo manera de hacerles entrar en razón.

Por lo que pudiera pasar, ya que de entrar en una lista de morosos puede ser un infierno salir, y podía tener problemas en el futuro con algún banco, decidí pagar la supuesta deuda y reclamar vía oficina del consumidor.

Y esto es lo que debería haber hecho desde el primer momento. Parece increíble que el pequeño, eso es el consumidor, tenga que pagar primero la deuda. Pero así es.

Tras presentar una reclamación en la oficina del consumidor, me indicaron que Orange tenía 20 días para contestar y que normalmente contestaba a tiempo.

Cuatro meses después (y un año desde el inicio del problema), obtengo contestación y me ingresan en la cuenta el recibo pagado incorrectamente.

Conclusión

Nadie frena a las operadoras, sólo hace falta ver lo mal que tratan a sus clientes.

Hay algo que no funciona con la legislación. Esta vez se me reclamaba poco dinero, pero… ¿Si hubieran sido 3.000 €? ¿Hubiera tenido que darles ese dinero y luego reclamar?

Los ciudadanos estamos indefensos y el próximo podrías ser .

Publicado por

GoLo

Bored of Universisty, I began to learn by my self trying to improve my skills. Then I met programming, Java and Linux. When I have some time, I work on my personal projects.

4 comentarios sobre “Cómo me quedé sin teléfono (IX y fin)”

  1. Me ha dado mucho canguelo la última frase. Yo acepté quedarme en Vodafone hace una semana, a cambio de una tarifa que me dejaban a mitad de precio durante un año, y sin compromiso de permanencia porque no cogí ningún móvil. Peeeero, al cabo de los días, me entró un ataque de histeria y desconfianza, y entré en mi cuenta de Vodafone. Mi tarifa, efectivamente había sido cambiada. Pero no ponía ni cuánto costaba, ni en qué consistía. Y como no es una tarifa «comercial», que esté en catálogo, no tengo manera de mirarlo. Ya comentaré si ha salido todo según lo previsto. De todas formas, en mi caso lo tengo fácil. Me iré, como ya había comenzado el trámite, a Orange (miedooooo!).

  2. Me alegro por ti, son todas iguales, la que te dé más.

    Tengo cuatro pollos, dos con Yoigo y dos con Orange. No me da cosa resolverlos, sino escribirlos 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.