Mi primer moleskine

Algo bueno tenía que tener el lunes, después de empezarlo dándole un cabezazo a un pobre hombre y casi destrozando el mobiliario de la republicana (2). Y es que hoy me he comprado mi primer cuaderno de bocetos moleskine.

Llevaba tiempo buscando un cuaderno para dibujar, con las hojas gordas y fácil de llevar. Había leído en el blog de Jordi Bayarri (2) que existían tales objetos.

Este sábado entre cervezas y bolos, IRU me contó que ella usaba moleskines. Así que hoy ya no me he podido contener y me he ido a comprar uno a la casa del libro. Iru también me ha recomendado un Faber-Castell Pitt, que también me he comprado.

El moleskine es un cuaderno curioso, es un papel grueso como una cartulina. Se abre totalmente, haciendo de las dos páginas una superficie casi plana. Tiene una goma para cerrar el cuaderno, o para sujetar las páginas. También tiene una cinta marcapáginas.

Mi primer dibujo no me ha costado nada hacerlo y entintarlo, aunque se me transparenta algo. Tendré que usar la página de detrás para escribir :D. Este ha sido el resultado, GoLo con su moleskine y marirrana con el Pitt.

El pimer moleskine de golo